Ir Arriba Ir abajo


Identificación por Radio Frecuencia Tecnologías para la Industria Alimentaria
Téc. Magali Parzanese

Radiofrecuencia en alimentos

La tecnología de Identificación por Radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés Radio Frequency Identification) aplicada a la industria alimentaria permite lograr el desafío de automatizar la tarea de recopilación de datos y almacenarlos en sistemas informáticos que pueden ser consultados en todo momento, permitiendo por ejemplo la mejora de los sistemas de trazabilidad actuales empleados en este sector.

La RFID fue utilizada por primera vez por la armada británica con el fin de identificar aviones enemigos durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de haber sido desarrollada hace más de cincuenta años, fue recientemente cuando comenzó a tener mayor trascendencia y campo de aplicación. Esto puede deberse al importante avance y desarrollo de la tecnología electrónica, que permitió la miniaturización y la disminución de costos de fabricación de los componentes requeridos para la operación de los sistemas RFID. Actualmente la aplicación de esta tecnología se extendió hacia sectores muy diversos, como por ejemplo la identificación de pacientes en hospitales, el pago automático en autopistas, identificación de animales, de equipajes aéreos, control de entrada a estacionamientos, entre otros.

De modo general se puede definir a la RFID como una tecnología de captura e identificación automática de información, cuya ventaja principal es que permite la recuperación de esta información vía radiofrecuencia y sin necesidad de que exista contacto físico o visual entre el lector y el dispositivo. Asimismo este sistema otorga a los elementos un carácter único ya que cada dispositivo almacena aquella información (generalmente un código) que permite identificarlo de forma unívoca.

El seguimiento de un ítem a través de eventos clave a lo largo de su vida útil, posibilita automatizar su circulación a través de la cadena de abastecimientos.

Es muy importante para fabricantes, mayoristas y minoristas administrar efectivamente su nivel de inventarios, el procesamiento de órdenes y el servicio al cliente, a fin de lograr competitividad. El hecho de contar con información en tiempo real acerca de la ubicación de los productos a lo largo de la cadena de abastecimiento, conocer cuáles son los clientes que los están comprando y cuándo, optimizar la disponibilidad del producto en góndola, lograr una visibilidad absoluta y precisa acerca de los inventarios y mayor eficiencia en la manipulación de materiales son algunos de los principales beneficios que se desprenden del uso de esta tecnología. La RFID permite armonizar el flujo de información y productos en la cadena de abastecimiento para responder más rápidamente a las demandas de los consumidores y aumentar la disponibilidad de productos sin incrementar el nivel de inventarios de seguridad, ayudando a las compañías a optimizar la trazabilidad y automatizar el flujo de estos.

Los costos de la RFID comenzaron a reducirse y los estándares ya se encuentran disponibles, se espera que esta tecnología tenga un impacto mucho más profundo que el generado por la introducción del código de barras en los años ´80.

Fuente:
alimentos argentinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido a Avibert.
Deja habilitado el acceso a tu perfil o indica un enlace a tu blog o sitio, para que la comunicación sea mas fluida.
Saludos y gracias por comentar!